martes, 23 de noviembre de 2010

La violencia contra las mujeres…


UNA DE LAS COSAS COTIDIANAS

Por Carlos Chablé Mendoza

"La violencia de género es quizás la más vergonzosa violación de los derechos humanos. Mientras continúe, no podemos afirmar que estemos logrando progresos reales hacia la igualdad, el desarrollo y la paz".

Kofi Annan

Cincuenta y cinco de cada cien mujeres sufren la violencia intrafamiliar y entre los jóvenes, en el rango de quince a diecinueve años de edad, en el noviazgo, se dan casos de violencia que luego se convierten en cosa natural al casarse y en el seno familiar. Así, cada día mueren treinta mujeres víctimas de este tipo de violencia. La crudeza de estos datos fue el preámbulo de la obra “Cosas cotidianas” presentada por Crearte, un grupo de teatro integrado por jóvenes carrilloportenses, para sumarse a las acciones civiles con motivo del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la Mujer.

La compañía de teatro local Crearte es una iniciativa de jóvenes entusiastas e interesados en los asuntos de su comunidad que logran aglutinar a más compañeros suyos, en este caso todos estudiantes del CBTIS número 72, que por cierto fueron ganadores del primer lugar en el certamen de teatro Escenifica T.

Puntuales para recordar esta fecha internacional, prepararon la presentación de “Cosas cotidianas” en pleno centro de esta ciudad, capital de la cultura maya de Quintana Roo. El público asistente no pudo ser mejor: igualmente jóvenes y estudiantes del mismo CBTIS y del CONALEP, en su mayoría, y algunas familias.

Bajo la dirección de Jesús Medrano y la coordinación de Antonio López Chulim, la obra afrontó un tema tristemente cotidiano. Lo abordaron con desenvoltura y frescura, auxiliándose con algunos calificativos que hace tiempo forman parte del léxico “normal” , así que hicieron de la obra un espejo social.

No dudo que muchos de los presentes pudimos vernos reflejados en el contenido y dinámica de “Cosas cotidianas”, y que algunos pudieron pensar que se trataba solamente de una escenificación más, pero el final de la obra fue contundente: la muerte de mujeres que pudieran ser nuestra madre, hermana, esposa o amiga, es un hecho real y diario.

Festejo que grupos juveniles, como la compañía de teatro local Crearte, encuentren en su camino a asociaciones como la Red Positiva de Quintana Roo, y que ambos grupos cuenten con el respaldo de instituciones como el CBTIS y la CDHEQROO que supieron a su vez involucrar nuevamente al Ayuntamiento. Esta práctica de la coordinación interinstitucional y ciudadana debe ser la tónica para atender asuntos tan graves como el que nos ocupa hoy y que debe ocuparnos de manera constante, al menos mientras siga lacerando, afectando e interrumpiendo el desarrollo social con equidad.

Este día 25 de noviembre no hay nada que festejar, más bien nos recuerda que falta mucho por hacer en materia de leyes, reglamentos y atención de las instituciones para que se eliminen todos los tipos de la violencia contra la mujer. Pero lo principal está en nosotros mismos, hay que sacarnos definitivamente los complejos de la misoginia, del machismo y la intolerancia a lo diferente que padecemos los mexicanos , y al que muchas, muchísimas se han acostumbrado como si fueran cosas normales.

Felicito nuevamente a los integrantes de la compañía de teatro local Crearte, jóvenes a los que he tenido la oportunidad de ver evolucionar y lograr agradables avances y triunfos ligados con la comunidad.