lunes, 22 de febrero de 2010

CEQROODE CELEBRA SUS 21 AÑOS CON LA PRESENTACION DEL LIBRO DE RODRIGO DE LA SERNA




Carlos Chablé Mendoza
Cronista de la Ciudad.

Amena y participativa fue la presentación del libro “El resplandor y la sombra” de Rodrigo de la Serna en la Casa de la Cultura. Con esta actividad el Centro Quintanarroense de Desarrollo, AC celebró el XXI aniversario de su fundación y trabajo cultural en la región. Destacó la asistencia y los comentarios de los estudiantes del Conalep, del Centro Regional de Educación Normal Preescolar y público en general.

Luego de la lectura de uno de sus ensayos el autor, originario de Mazatlán, Sinaloa, entabló un dialogo con los y las jóvenes acerca del tema de la identidad y las migraciones que aborda en su libro publicado por el Fondo Editorial del Ayuntamiento de Solidaridad y cuyo prefacio realizó la maestra Lorena Careaga Viliesid.

Aunque de la Serna dijo que su obra es “una humilde aportación a las letras quintanarroenses” la fugaz lectura de su ensayo “Estar y no estar” escogido para la presentación, sembró inquietud, polémica y agradables encuentros entre los asistentes.

Marisol Berlín, presidenta del Ceqroode, A.C. se encargó de enmarcar la actividad con su animosa presentación del autor y es que ver a tanta juventud reunida en la presentación de un libro no es cosa muy frecuente. Aunque mencionó que Rodrigo de la Serna estudió Letras Inglesas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y que ejerce la edición documental y textual además de impartir asesorías de lenguaje, lo que más interesó a quienes lo conocen hace tiempo aquí como el motor del grupo Bosquimanos fue conocerlo ahora en su fase de escritor; a otros más que lo conocieron no solo como difusor y autor de reggae sino también como capacitador de locutores bilingües pues también tenían curiosidad de escucharlo como escritor y sobre todo deseos de saludarlo luego de algunos años de no verlo.

Aunque impuntuales llegaron los chavos de la banda de reggae Chan Santa Roots y supieron esperar al Rodrigo para dialogar con el ya que al final de casi una hora de presentación el autor dedicó otros treinta minutos para saludar a tantos conocidos y amigos que tiene en esta capital de la cultura maya.

Luego de escuchar las opiniones, dudas y comentarios de los jóvenes acerca del libro le diré solamente que hecho en prosa ligera el libro lo integran cuatro microambientes narrativos quizá propios de un dilatado verano maya-caribeño-mexicano, y que la maestra Careaga Viliesid tiene razón al parafrasear a E. O’Gorman en el prologo cuando dice: ¿dónde, sino es en el presente y con respecto al presente, tendría sentido hablar del pasado?...

El momento álgido del evento fue la entrega de un ejemplar de “El resplandor y la sombra” a don Martiniano Vega, hijo del general Juan Bautista Vega, presente con varios de sus hijos, todos ellos gente madura y nativa de Carrillo Puerto. – Es una promesa hecha a don Martiniano y que cumplo con mucho cariño hoy, dijo Rodrigo.

La breve estancia del autor en la ciudad fue fructífera, pues antes de la presentación de su libro participó en el taller “Cultivando Lectores” que venimos realizando desde octubre pasado con alumnos de cuarto grado de la escuela primaria Tiburcio May Uh, por eso el diploma de reconocimiento que le entregó el profr. Francisco Montero Medina a nombre de la Secretaria de Cultura fue algo bien merecido. Su jornada continuó con un sencillo refrigerio que ofrecieron miembros y amigos del Ceqroode en el Museo Jardín U naajil k-no’olo’on Noj Kaj Santa Cruz, y culminó con un alegre palomazo del bosquimano mayor con los chavos de Chan Santa Roots.