domingo, 26 de febrero de 2012

Manifiesto Político Indígena 2012

Reúne puntos básicos de una agenda de lucha de los pueblos y organizaciones indígenas del país

En el marco de la celebración del Día Internacional de las Lengua Maternas representantes de organizaciones indígenas de la Península de Yucatán, Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Guerrero y Puebla acordaron en Valladolid, Yucatán divulgar y buscar más adhesiones al Manifiesto Político Indígena 2012, ya que este documento reúne puntos básicos de una agenda de lucha de los pueblos y organizaciones indígenas del país. No se remite únicamente a la coyuntura electoral, es un documento que pueden hacer suyo los dirigentes y candidatos de los diversos partidos políticos así como organizaciones sociales y ciudadanos sin partido que quieran comprometerse y sumarse a la lucha actual de los pueblos originarios.


El documento se dio a conocer el 2 de febrero en la ciudad de México por autoridades tradicionales, jóvenes, hombres y mujeres líderes, representantes de organizaciones indígenas, comunitarias, regionales, estatales y nacionales, académicos y sociedad civil, y fue adoptado por la Convención Electoral de los Pueblos Indígenas. Se menciona en el Manifiesto que es necesario fortalecer la educación indígena e instituir la educación intercultural para todos los mexicanos, ampliar las oportunidades de educación media superior y superior de los jóvenes indígenas, y fortalecer la política pública orientada a la revitalización, fortalecimiento y desarrollo de las lenguas y el patrimonio cultural de los pueblos indígenas.

Resulta positivo que en este festejo de las Lenguas Maternas se haya analizado este documento en una reunión celebrada ayer en Valladolid, Yucatán pues en el mismo escrito se asienta que “no obstante los avances en el marco legal del país, vivimos en situación de exclusión, marginación y discriminación en nuestras condiciones materiales de vida, culturales y en el uso de nuestras lenguas. Los derechos consagrados en la Constitución Mexicana, en los tratados y declaraciones internacionales aún no se cumplen, por lo que demandamos: Respetar la libre determinación y autonomía de nuestros pueblos; Impulsar reformas constitucionales y legales para considerar a los pueblos indígenas como sujetos de derecho público y transformar la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en una institución de verdadero servicio a los indígenas”.


Se demanda espacios de representación en el congreso de la unión para los pueblos indígenas a fin de que se garanticen presupuestos crecientes e instituir un ramo específico para pueblos indígenas, en los presupuestos de egresos de la federación, los estados y los municipios.

Este año pretendemos realizar en Quintana Roo el Quinto Congreso Nacional de Comunicación Indígena y en ese mismo proceso seguimos exigiendo el reconocimiento del derecho a la comunicación e información de los pueblos indígenas, entre ellos, el de adquirir, administrar y operar medios de comunicación propios. Para ello, es importante las reformas a las leyes de Radio, Televisión y Telecomunicaciones, así como a la Ley de Comunicaciones del Instituto Federal Electoral (IFE).

El manifiesto tiene otros puntos importantes que deben conocerse por las comunidades y más organizaciones ya que busca a largo plazo la construcción de la nación mexicana multicultural del siglo XXI.