jueves, 2 de diciembre de 2010

CARAVANA POR LA VIDA, ESTARÁN ESTE VIERNES EN MÉRIDA, YUCATÁN


Mérida, Yucatán, México a 2 de diciembre de 2010 (Bernardo Caamal Itzá)
La Caravana “Por la vida y la Justicia Ambiental y Social” que partió de distintas regiones mexicanas, estarán durante la mañana del viernes 3 de diciembre en la plaza principal de la ciudad de Mérida, Yucatán.

Antes llegar al destino principal, las caravanas recorrerán localidades donde es intensa la lucha campesina, social y ambiental, y se prevé que poco antes de las 10 de la mañana de este viernes, numerosas organizaciones civiles de Yucatán los reciba en la plaza grande, tal como es conocido el zócalo de esta ciudad.

Después de dar a conocer su mensaje en relación a su participación en el marco de la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP16) que se realiza en CanCún, tienen previsto salir para al medio día salir rumbo a Chichén Itzá, donde también los estarán esperando y serán recepcionados con una ceremonia maya.

Luego continuaran con su recorrido hasta llegar Cancún, donde desde el día 2 se instalará un campamento para los participantes de las caravanas. Se espera recibir cerca de tres mil personas, que quedarán alojadas realizando el seguimiento del desarrollo de la COP 16.

El día cuatro, la primera actividad será una conversación con la prensa sobre la experiencia de las caravanas y la programación para los días que vienen. La tarde estará orientada hacia el Forum Alternativo Global "Por la Vida y la Justicia Ambiental y Social". Otro momento importante tendrá lugar el día nueve, cuando los acampados se encontrarán con el presidente boliviano Evo Morales.

Vía Campesina, principal promotora de estos eventos, comandó la salida de éstas caravanas internacionales desde el pasado domingo 28 de noviembre, participando activamente miembros de movimientos como la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, Movimiento de Liberación Nacional y Sindicato Mexicano de Electricistas salieron rumbo a Cancún para demandar a los Jefes de Estados participantes que tomen medidas viables y efectivas para cambiar el rumbo de las transformaciones climáticas que están afectando al planeta.

Reconocieron también que numerosas organizaciones sociales ya habían iniciado manifestaciones pacíficas contra las falsas soluciones ofrecidas para la crisis climática, antes de esta Cumbre mundial

Los participantes señalaron que en varios y análisis realizados, se concretó en un mapa de la devastación ambiental y social del país y buscaron probar que la agricultura campesina es un camino real para el enfriamiento del planeta y una salida para garantizar la seguridad alimentaria de la humanidad.

Mientras que en Cancún, delegadas y delegados de los pueblos indígenas, en representación de más de 360 millones de personas, pidieron incorporar en los acuerdos sobre Cambio Climático un conjunto de propuestas mínimas de carácter irrenunciable por estar profundamente ligadas a los derechos humanos.

Coincidieron que los textos que se adopten en Cancún deben reconocer los derechos de los pueblos indígenas, enfatizando, el derecho a la libre determinación, a las tierras, territorios, recursos naturales y genéticos, al consentimiento previo libre e informado, a los conocimientos tradicionales.
Exigieron tener una participación plena, efectiva y directa de los pueblos indígenas en todos los mecanismos, órganos, procedimientos establecidos en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático como mitigación, adaptación, Protocolo de Kyoto, financiación, transferencia de tecnología y fortalecimiento de capacidades, y otros.

Otra de las demandas, es que los acuerdos garanticen la inclusión, el reconocimiento y la protección de las tecnologías propias, semillas, expresiones culturales, creencias, patrimonio y conocimientos ancestrales.
En cuanto al financiamiento propusieron la participación plena y efectiva de nuestros pueblos indígenas en la gestión y distribución de recursos, así como el acceso a tecnologías apropiadas y a procesos de fortalecimiento de capacidades para enfrentar al cambio climático.

En Kinchil, comunidad maya que está a unos cuantos kilómetros de Mérida –capital de Yucatán-, campesinos y productores de la SSS Chan Tza Can de Kinchil, Yucatán, discutieron sus propuestas en referencia a esta Conferencia mundial que se realiza en Cancún, Quintana Roo, y consideraron que “el modelo de desarrollo económico y las valores del sistema de relaciones capitalistas, son las principales causas que ocasionan el cambio climático en el mundo y en la moral de la humanidad, hoy profundamente afectados.

“La cultura de mercado y visión del mundo occidental no le dan importancia a la vida humana y menos a la del planeta, que es casa de todas las especies para priorizar el individualismo materialista”. Subrayaron que la agricultura industrial es la causa principal, directa o indirectamente, de los cambios en la naturaleza, por contaminación y excesos de extracción de agua en el subsuelo”.

Afirmaron que la vida campesina son indispensables para la humanidad, pues su forma de producir y de conservación en el consumo de alimentos es sustentable y enfría el planeta, por lo que es el modelo de producción que se necesita no sólo para acabar con el hambre en el mundo, sino para recuperar la estabilidad del medio ambiente. Por lo que plantearán lo siguiente.

1.- Subsidios constitucionales de ley a la producción de subsistencia y a los mercados comunitarios y locales en el medio rural, para minimizar la cadena de gastos y consumo de combustibles en el trasporte de alimentos y productos para el consumo, lejos de los lugares de producción industrial y monopólica.

2.- Promover la cultura de respeto y conservación del agua, el mejoramiento de los suelos y la producción de alimentos en huertos y patios familiares para el auto-abastecimiento, de acuerdo a la posible recuperación de formas tradicionales de alimentación.

3.-Recolectar y aprovechar el agua de lluvias para el abastecimiento y consumo doméstico.

4.- Socializar las tecnologías para el uso de energías renovables en todas sus manifestaciones, como son la solar, eolítica, micro-hidráulica, biomasa, etc.

5.-Revalorar los ecosistemas de manglares, matorrales, chaparral, praderas, humedales y áreas ribereñas que están siendo deterioradas, por las formas de de turismo desarrollo neoliberal.

6.- Legislar para que las comunidades campesinas e indígenas manejen sus propios recursos hidráulicos, forestales y patrimoniales en general en cada región del país.

“Es claro entonces, que como ciudadanos deben presentes y conscientes de lo que sucede en nuestro alrededor, en particular aquello que nos permite vivir, como es la madre tierra”, señaló uno de los activistas que participan en movimientos que piden un respeto por la madre tierra.

“CAMBIEMOS EL SISTEMA, NO EL CLIMA, YUCATÁN PRESENTE”, uno de los mensajes de académicos yucatecos, que se suman a este movimiento que representa la vida y la esperanza de los múltiples pueblos del mundo, que tienen claro: ser escuchados y tomados en cuenta por los tomadores de decisión.