miércoles, 8 de diciembre de 2010

NIÑOS DE X HAZIL VISITAN MUSEO JARDIN


33 Niños y niñas de la Escuela José María Morelos y Pavón de Xhazil Sur que cursan el 4º grado visitaron el museo jardín Casa de los Abuelos Santa Cruz X Báalam Naj en el marco del programa para conocer Sian Ka’an y sus ecosistemas que coordina la Sra. Floridelma Chi Poot vocal de preservación y rescate de la Academia de la Lengua y la Cultura Mayas de Quintana Roo.

Durante su visita los infantes y sus maestros recorrieron la sala dedicada a la Reserva de la Biosfera donde conocieron mapas, ecosistemas, y muestras de la gran diversidad de plantas y animales que se encuentran en ese sitio Patrimonio Natural de la Humanidad. Convivieron con el cantautor y promotor cultural Daniel May Pat, quien les exhortó a ser mayas competitivos en esta era de la globalización.

El autor de la canción Maasewaal que abrió el concierto de las mil columnas en Chichen Itzá les comentó a los niños que el aprendió el maya como primera lengua y fue hasta los seis años que empezó a hablar en español.

“Ahora aprendo inglés porque es bueno saber más de un idioma sin olvidar el nuestro”, dijo emocionado en el centro ceremonial de la Cruz Parlante, a donde los niños también conocieron a los dignatarios mayas que hacen su guardia.

En sus mensajes y dibujos los niños hicieron hincapié en que aprendieron a conservar la naturaleza y que fue un gusto conocer el cenote, la cruz y pasear por las calles desfilando con los instrumentos musicales del mayapax que se toca con Violin, tarola y bombo.

Ana Patricia Can Canché del 4º A y que tiene 9 años dejo un escrito y un dibujo que les gustó el cenote. Blanca Poot dijo que le gustó el tótem del muro del museo que es una representación del mascaron de Kohunlich, uno de los lugares donde trabajó el inolvidable arqueólogo Victor Segovia Pinto fallecido hace exactamente 15 años.

A Karell le pareció significativo ir en fila tocando por la calle porque es la primera vez que les sacan de excursión. “lo que me gustó también fue el cenote que había en la cruz parlante, los árboles y el altar” donde por cierto, cada niño que así lo deseo encendió una vela para pedir la conservación del planeta y de la humanidad. Algunos pintaron árboles y animales, otros las piezas arqueológicas e históricas que vieron y otros más los instrumentos musicales que pudieron palpar y jugar. También vieron 2 videos proporcionados por el área de educación de Sian Ka’an y leyeron mensajes sobre la conservación que hicieron niños de la Tiburcio hace dos años, recibieron explicaciones de los dignatarios y una comida.(Marisol Berlín Villafaña)