martes, 31 de julio de 2007

HACIA EL VII ENCUENTRO MAYA DE BELICE

Es para nosotros, los miembros del Centro Quintanarroense de Desarrollo, AC (Ceqroode), un gusto enorme poder actualizar nuestra página electrónica y poner como tema principal nuestro saludo y deseos de buenos augurios en la realización del VII Encuentro Lingüístico y Cultural del Pueblo Maya.

Saber que su realización será en Bullet Tree, Belice es una alegría anticipada e igual de grande pues aun recordamos el excelente III Encuentro realizado ahí en 2003, mismo que se destacó por la decidida participación de la comunidad dando amable alojamiento a los participantes.

La comisión pro Consejo del Pueblo Maya, electa en el VI Encuentro de Campeche, se ha encargado en esta ocasión de la organización de esta actividad anual y el hecho de que hayan podido realizar entre febrero y julio de este año tres reuniones de organización y trabajo para los preparativos de este nuevo encuentro es también una buena señal de que la coordinación maya es posible. Hermanos y hermanas de Belice, México y Guatemala cumplieron con la encomienda recibida en Campeche y sus acciones, junto con los valiosísimos esfuerzos de la comunidad de Bullet Tree, se verán concretados del 6 al 9 de agosto próximos.

En la DECLARACION DE EDZNÁ se mencionó que los asistentes estábamos concientes de la proximidad del cierre del 12 baktun en el año 2012, lo que marca el inicio de un nuevo ciclo, y por ello reiteramos el compromiso de continuar nuestra lucha de más de 500 años por el derecho a ser diferentes, a ejercer nuestra autonomía y libre determinación. Y nos comprometimos a continuar con el desarrollo de los encuentros lingüísticos y culturales como espacios de análisis, reflexión y concertación de acciones estratégicas. Además de acordar la celebración del VII Encuentro en Belice, CA en agosto de 2007, determinamos instalar un Consejo del Pueblo Maya que se encargue de:

Impulsar el desarrollo de la educación maya con una reflexión sobre las experiencias existentes de las distintas instituciones y organizaciones mayas, caminando hacia un modelo que responda a las necesidades y expectativas del Pueblo Maya;

Exigir el acceso sin restricción y condición alguna a nuestros centros ceremoniales mayas, hasta ahora mal llamadas “ruinas” por algunos y conocidos también como zonas arqueológicas, pero que son en verdad lugares sagrados en donde ejercemos y practicamos nuestra espiritualidad;

Propiciar la capacitación y la sensibilización de la población maya sobre las leyes del país y convertirnos en auditores sociales para vigilar su cumplimiento; Promover la participación de la mujer maya en todos los espacios por ser la principal promotora y educadora en los distintos elementos culturales;

Incrementar la capacidad de nuestro pueblo en el uso de los medios de comunicación; Fortalecer el intercambio de recursos humanos, técnicos, artísticos y pedagógicos para el desarrollo de los valores, el idioma y la cultura maya, e
Incidir para que todo proyecto planteado para nuestra comunidades esté basado en la cosmovisión maya.